MYOKŌ a través de sus cuatro Certificaciones Bio, Nat y Vegana de ACENE y la Certificación Halal del Instituto Halal, representa un punto de referencia, de confianza, verificable y aplicable internacionalmente. Garantiza una verdadera práctica del respeto al medio ambiente a lo largo de toda la cadena de producción, el respeto al consumidor y una valorización de las sustancias naturales de calidad ecológica superior. 

Cada vez somos más conscientes de las ventajas de consumir productos orgánicos, tanto para nuestra salud como para la conservación del medio ambiente.

La Certificación BIO de ACENE, cosmética bio o cosmética ecológica se refiere a todos aquellos productos cosméticos que están compuestos en un 99% con ingredientes naturales, de origen vegetal y además, tienen un mínimo de un 22% de ingredientes originarios de cultivos ecológicos, decir, que han sido producidos según la Normativa Europea para este tipo de productos y que, por tanto, no se utilizan en su elaboración:

• Pesticidas

• Fertilizantes químicos

• Siliconas

• Parafinas y otros derivados del petróleo

• Colorantes sintéticos

• Perfumes sintéticos

• Productos etoxilados

Productos altamente nocivos para el medio ambiente y la salud.

Los productos con Certificación NAT de ACENE, son aquellos en los cuales el 100% de los ingredientes son de origen natural. Bajo ningún concepto se aceptan materias primas, productos o subproductos que hayan sido testados en animales.


La Certificación Vegan de ACENE significa que la formulación de un producto es vegetal y no contiene ningún producto o subproducto de origen animal y por supuesto que no haya sido testado en animales. Además para cumplir el certificado de Vegan es obligatorio ejecutar el ACENE/NAT o ACENE/BIO.

La Certificación Halal es la certificación musulmana que garantiza que tanto el producto como todos sus ingredientes están permitidos, y por tanto, son beneficiosos y saludables para el ser humano, propiciando una mejora de la calidad de vida y la reducción de riesgos para la salud. Se podría traducir como lo autorizado, recomendable, saludable, ético o no abusivo.