Utilizar por la mañana y por la noche para limpiar y refrescar la piel. Impregnar un algodón con MICELLAR DETOX. Aplicar sobre rostro, cuello y labios. Repetir tantas veces sea necesario con otro algodón, hasta que se hayan eliminado todas las impurezas. A continuación trabaja la zona de párpados y pestañas, dejando actuar el algodón impregnado en MICELLAR DETOX unos segundos en las pestañas. Así obtendrás una piel sana y limpia, preparada para aplicar el tratamiento deseado.

Dia y noche